domingo, 3 de febrero de 2013

Claro-oscuro. Escarceos en el terreno artístico



Madera de olivo sobre contrachapado de pino.
Los dieciséis trozos pertenecen al mismo trozo de rama. 
He utilizado en su composición la forma y el color para crear lineas compositivas ascendentes o descendentes, horizontales y verticales. Incluso la "evolución" de la forma del trozo de rama sigue un orden en zigzag.





















8 comentarios:

  1. Me encanta la idea es muy orginal. La madera de olivo es muy lujosa, lo que no se aprecia mucho es el pino de abajo(puede que es por las fotos)

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La madera de olivo es dura para trabajarla pero queda muy bien.
      Gracias por pasarte por mi blog.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Disección laminar olivina... jajaja. Precioso, un marco sencillo en negro o en plata y a colgar. La madera de olivo es muy diferente, no parece madera, se asemeja más a una masa orgánica como de tejidos, incluso las ramas son más detalladas, más barrocas, dignas de exposición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo bien su comentario, pero en cualquier caso... gracias por comentar.

      Eliminar
  3. Hola José Manuel,

    muy interesante tu propuesta. Permíteme una pregunta, el tablero de contrachapado de pino que has utilizado como soporte en la foto da la sensación de estár revestido con algún material. ¿Es así o tan solo es un efecto? Gracias por anticipado. Mi curiosidad se debe a que experimentar con materiales, entre ellos la madera, es una de mis aficiones. Viendo tus trabajos la verdad que me asaltan ganas de ir más por el taller que lo tengo un poco abandonado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jan.
      El tablero lo he pintado con laca blanca de poliuretano, después lijado con lija de grano fino, aplicar glaseador negro (parecido al Betún de Judea), limpiar el glaseador, pero matizando del blanco al gris oscuro, y por último una mano de acabado incoloro de laca poliuretano.
      El efecto que se persigue para el resultado final, no solo depende de los materiales, sino también del proceso y de la técnica empleada. En este sentido hay que tener en cuenta: manera de aplicar el fondo (brocha o pistola), en este caso pintura blanca, el grano de la lija, dirección del lijado (horizontal, zigzag, vertical, círculos, etc), tiempo de espera en el secado del glaseador, etc.

      Te animo a que sigas con tus "experimentos" en tu taller.

      Me decía mi maestro hace ya algunos años: — Manuel, como no lo hagas... no lo haces —
      Gracias por pasarte por mi blog, un saludo.

      Eliminar
  4. Me gusta, arte en estado puro o mas bien natural. Eres un artista !!!.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda, gracias por tu comentario.
      Besos!!

      Eliminar